Equipo de buceadores "Badewanne"

Un grupo de buceadores voluntarios dedicado a documentar pecios del Golfo de Finlandia

Cuando un barco se hunde, a menudo desaparece por completo de la vista y de la percepción general de la gente. En ningún lugar de la superficie, exceptuando muy contadas excavaciones arqueológicas, es posible ver la historia de la forma en que se ve cuando uno se sumerge en los restos intactos de un naufragio. Allí abajo, el tiempo se detiene y todo es exactamente igual que cuando el barco se hundió.
Equipo de buceadores "Badewanne" – Un grupo de buceadores voluntarios dedicado a documentar pecios del Golfo de Finlandia

El impulso de Badewanne es el deseo firme de desvelar los secretos de las profundidades.

Descripción

El equipo de buceadores finlandés Badewanne ha explorado docenas de pecios en el mar Báltico, donde las bajas temperaturas y la baja salinidad crean la fórmula perfecta para la preservación histórica de monumentos subacuáticos en memoria de barcos, vidas y batallas perdidos.

"Allí abajo, el tiempo se detiene y todo es exactamente igual que cuando el barco se hundió", afirmó el líder del grupo, Juha Flinkman (alias Roope).
"Sumergirse en un pecio de hace 240 años y ver todo tal y como se describe en documentos de su época es una experiencia alucinante", añade.

Badewanne (literalmente, "bañera", un apodo del Golfo de Finlandia del mar Báltico durante la II Guerra Mundial), es un equipo informal de buceadores que lleva 15 años explorando y documentando muchos de los pecios de la zona.

Lo que comenzó con la grabación de vídeos de sus descubrimientos para el Museo Finlandés de la Guerra les llevó a colaborar también con la Armada, la Guardia Costera y el Instituto de Medio Ambiente y más tarde con programas de televisión y demás medios, con lo que fomentan un mayor reconocimiento de los pecios escondidos en el mar Báltico.

Entre los descubrimientos del equipo están una torre de mando única y cuya existencia se desconocía en el submarino alemán U-676, la localización y exploración del crucero ruso Pallada de la I Guerra Mundial y el submarino alemán U-745 de la II Guerra Mundial.

Flinkman describe las emociones que siente al descubrir un pecio como un "cóctel de felicidad, éxito y también alguna vez de confusión por no haber encontrado lo que se buscaba".

En su mayoría los pecios se encuentran a una profundidad de entre 40 y 80 metros, y aunque no haya corrientes marítimas a las que enfrentarse, sigue siendo todo un desafío debido a la oscuridad, la escasa visibilidad, el frío y el tráfico marítimo.

Con el apoyo de Suunto, el impulso de Badewanne es el deseo firme de desvelar los secretos de las profundidades.

"No hay oro, sólo una enorme cantidad de historias que todavía no se han contado, todas emocionantes, tristes no pocas veces y todas accesibles sólo mediante una intensa labor de búsqueda y submarinismo", añade Flinkman.

Para saber más acerca de Juha Flinkman y del equipo Badewanne, visite su sitio web en www.badewanne.fi.

Acerca de la imagen principal:
El equipo Badewanne explora el pecio del s/s Sandviken, un buen ejemplo de los numerosos pecios perfectamente conservados que pueden hallarse en el Golfo de Finlandia. La baja temperatura y la baja salinidad preservan los pecios de hierro y madera en estas profundidades. El s/s Sandviken fue un vapor híbrido del siglo XIX: tenía el casco de hierro y aparejo auxiliar para navegar a vela. Fue construido en 1871 y se hundió frente a la península de Porkkala en 1876.

DETALLES
Equipo de buceadores
NombreEquipo de buceadores "Badewanne"
DeportesSubmarinismo técnico, Submarinismo de pecios
Ciudad de residenciaHelsinki, Finlandia