Comprendiendo las zonas en equilibrio

El campo magnético de la tierra no fluye de forma regular entre los polos magnéticos a lo largo de la superficie del planeta. Las líneas del campo magnético tienden más bien a inclinarse hacia el suelo cada vez más a medida que te acercas a un polo. En los polos magnéticos, las líneas del campo son totalmente verticales y fluyen de forma perpendicular a la superficie.

Un buen lugar para saber más sobre el comportamiento del campo magnético de la tierra es el sitio web del Centro Nacional de Datos Geofísicos de la NOAA.

Para ser precisa, cualquier brújula magnética práctica debe mostrar el componente horizontal de la línea del campo magnético local. Para conseguirlo sin tener que compensar manualmente la inclinación natural de las líneas magnéticas, los fabricantes de brújulas suelen utilizar el peso de la aguja o tarjeta para compensar el componente vertical del campo magnético. Esto se denomina equilibrado de la zona magnética.

Las brújulas mecánicas Suunto tienen dos soluciones para el equilibrado: una es un sistema de dos zonas con una zona para el hemisferio norte y otra para el hemisferio sur (con zonas que se superponen algunos grados). La otra es un único sistema global con una aguja equilibrada para funcionar en cualquier punto de la tierra.

El sistema de dos zonas utiliza un método de compensación que añade masa tanto al extremo de la aguja que se levantaría debido a la inclinación del campo magnético como al conjunto de la aguja, que deberá moverse también para compensar los movimientos de inclinación y giro.
Suunto ha creado un delicado compromiso entre estos dos pesos de compensación que minimiza la oscilación y rotación propia de la aguja. Este compromiso ha permitido a Suunto crear una solución que solo precisa dos zonas de equilibrado. En el pasado se precisaban cuatro o cinco zonas para un equilibrado preciso.
Las agujas con equilibrado global de Suunto utilizan un sistema de construcción que permite a la aguja y el imán inclinarse de forma independiente entre sí. Esto permite a la aguja mantenerse paralela a la cápsula de la brújula mientras que el imán se inclina con el componente vertical del campo magnético de la tierra sin tirar de la aguja hacia abajo. Y sin embargo, cuando el imán gira debido al componente horizontal del campo magnético, tira consigo de la aguja para indicar el norte magnético.

Este exclusivo sistema de construcción permite a la brújula funcionar incluso con una inclinación hacia arriba de aproximadamente 20 grados. La aguja es más estable incluso en movimiento y fija su posición más rápidamente al detenerte, por lo que las brújulas Suunto con equilibrado global son fantásticas de utilizar.